domingo, 8 de junio de 2014

SrRatón

Querido Lector:
El mundo es tan pequeño que podría entrar en mi casa, yo siempre le abro la puerta, pero es de conocimiento general que el mundo es tímido por defecto, no quiere entrar para no ser dañado, siempre cree estar por caer en una trampa. Y no falta el que piensa que el mundo no entra porque considera esto irrupción al hogar, y aquello es de mala educación, no se irrumpe en las familias. Pero igualmente, entre o no entre, el mundo entra, y no me denuncie por complicada, esto es mucho menos que un juego de palabras, pero que no se le lengua la traba que no es un trabalenguas, es sencillo, piense un segundo: El mundo, entre o no entre, entra. Es más, aunque el mundo no pasé por la puerta, cabe perfectamente en mi cabeza. Es tan sencillo recorrer el mundo, condensado siempre está por todas partes, en libros, en sabores, en olores, conocimientos, información, sentimientos, costumbres, el mundo es un pequeño con complejo de gigante. El mundo entra en la heladera, y estoy segura que el universo es el canapé de una pequeña hormiga intergalactica. Y si el mundo entra en mi cabeza, aunque no entre, la hormiga es tan pequeña que entra por mi oído, pero aún así yo soy parte del mundo y la hormiga me desayuna todos los días. ¿Sabe lo cansador que es ser comido por una hormiga todas las mañanas? Claro que lo sabe, usted también es parte del mundo, y el mundo está en su cabeza. ¿A que venía esto? ¡Cierto! Quería contarle, hoy probé un licuado de Haití, acá a la vuelta de mi casa, ¿Ve que pequeño es el mundo? Aunque realmente no entra, y espero que a la hormiga le caiga bien la leche condensada. Toda la culpa la tiene el ratón de bajo de mi almohada, el siempre me dice "Sal, comete al mundo con tú sonrisa" y yo no lo entiendo, simplemente no comprendo donde conseguir un salero tan grande, y la hormiga no me responde por mucho que habite en mi oído. Me despierto cada mañana en la nada pensando en todo y ya no sé que hacer para el desayuno porque el mundo ya fue devorado, y me mira desde la puerta, dudando si pasar o no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario